Review Category : General

Alternative financing for small and medium enterprises (SMEs)

Alternative_FinancingSpanish and Catalan SMEs have historically heavily relied on financing from banks. This has meant that they have been harder hit by the credit squeeze in the Spanish banking system because of the crisis.

It is clear than sooner or later access to bank credit will be restored. But a lesson to be learned is that SMEs need to explore other financing alternatives, for not being too dependent on bank credit.

SMEs need to familiarise with a series of financial instruments which are alternatives to traditional financing from banks and enhance their understanding of these instruments and their access and use.

The first classification is Capital (it involves participation of investors in the equity of the company) and Debt (it involves participation of investors in form of debt in the company):

Capital

  • Capital crowdfunding:Because of the development of Internet, it has recently been possible for a company in start-up phase to finance itself by having increases of capital underwritten by small investors (also known as micro-investors). This involves relatively small amounts in comparison to business angels. The structure and monitoring of the investment and subsequent disinvestments may be managed by a private investor or by personnel from the platform.
  • Private investors: A company, generally in start-up phase, can be funded through increases of capital underwritten by one or more private investors. Private investors contribute not only with money, but also regularly in aspects such as management, knowledge of the sector and relations with other financial suppliers such as banks or venture capital funds.
  • Venture and investment capital: A company, in start-up phase or a mature SME, can be financed with increases in share capital underwritten by a company or companies specialised in investing in that business sector, life phase or special characteristics. This provides it not only with money, but also with contacts and tools to improve management, ultimately in order to sell those shares to a third party in the future and to make a profit.
  • Alternative investment market (MAB): Secondary share market for innovative companies with less regulation and information requirements that provides liquidity to shares once the company has started to go public with the sale in order to obtain additional capital.

Debt

  • Debt crowdfunding: Because of the development of Internet, it has recently been possible for an SME with the capacity to generate cash to finance itself through many small-scale loans from small investors, who are also known as micro-investors.
  • Equity loans: A company, be it a start-up or a more established SME, can be financed through an equity loan from a specialised company or a venture capital fund. This is basically a subordinated debt that does not require direct guarantees (although it does require indirect guarantees such as increases of capital by current or future shareholders) and in some cases may be converted into capital, with a fixed return and a variable return linked to the company’s performance.
  • Alternative fixed income market (MARF): Secondary market for debt securities (bonds and promissory notes) of companies in the start-up phase.

We expect in the coming years that SMEs will understand and benefit from these alternatives financing for not being too dependent on bank credit.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Read More →

Acceso de las pymes a la financiación ajena

En España la pequeña y mediana empresa (pyme) ha representado uno de los principales motores del desarrollo económico y social del país suscitando gran interés entre investigadores y Administraciones Públicas. El sueño de la pyme es disponer del capital necesario para financiar su proceso de crecimiento, sin embargo, las pymes se enfrentan generalmente a unas mayores dificultades de acceso a financiación externa que las compañías de mayor dimensión.

Según el último informe publicado de Global Entrepreneurship Monitor (GEM) – Informe 2013, el 80% de las pymes españolas encuestadas considera como principal dificultad a sortear en su desarrollo el acceso a la financiación.

Las encuestas disponibles sobre acceso de las pymes a la financiación, como las que realizan el Banco Central Europeo, las cámaras de comercio y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para España, ponen de manifiesto cómo a lo largo de los últimos años se ha producido un deterioro en este acceso, que ha sido especialmente intenso en nuestro país, en línea con la mayor profundidad de la crisis económica.

Según la Encuesta de Cámaras de Comercio sobre el acceso de las pymes a la financiación ajena, el 93,8% de las pymes que han solicitado recursos ajenos ha indicado que su destino principal era financiar circulante.

  • El 74,8% de las pymes ha experimentado un retraso en los cobros procedentes de clientes, siendo el retraso medio de 5,2 meses.
  • El 63,0% de las pymes que son proveedoras de la Administración Pública ha tenido problemas para efectuar el cobro. El retraso medio en el cobro a la Administración Pública se sitúa alrededor de 5 meses en caso de Administración Local y Autonómica y de 7 meses para la Administración Estatal.

El 21 de febrero de 2006 nace el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con un capítulo reservado a pymes que tengan un modelo de negocio escalable y de proyección internacional con el objetivo de ayudarlas a expandirse y lograr esa financiación tan necesaria para hacerlas crecer.

Es decir, es una bolsa diseñada a la medida de pequeñas y medianas empresas como fórmula alternativa a las tradicionales para captar financiación, y hacerlo sin que ésta le genere deuda, sino que el inversor, a través de la compra de acciones, se convierte en socio de la misma recibiendo como compensación de la inversión, el cobro de dividendos que genere o bien la plusvalía que genere por la venta de sus acciones.

Además, el MAB cumple una función muy importante para los inversores ya que les ofrece una contrapartida tanto en el momento que deseen comprar como cuando quieran vender acciones de estas sociedades.

Realmente todas estas funciones lo convierten en un mecanismo muy útil para potenciar el desarrollo del tejido productivo local y nacional.

En estos ocho años, con una tremenda crisis económica de por medio, el MAB ha conseguido lanzar al mercado un total de 25 empresas en expansión (actualmente con alguna en liquidación y varias en concurso), con un volumen total de negociación que supera los 1.300 millones de euros, destacando el incremento considerable vivido en 2014, en que han entrado muchos inversores en este mercado (ver figura 1).

Figura 1 - Capitalización corresponde al número de acciones en circulación multiplicado por el precio de las acciones.

Figura 1 – Capitalización corresponde al número de acciones en circulación multiplicado por el precio de las acciones.

A pesar de que la función del MAB debería ser de gran ayuda para el proceso de internacionalización de todas las empresas que cotizan en él, vemos que muchas de ellas no han soportado la presión de cotizar en un mercado bursátil y la obligación de informar periódicamente sobre la evolución de los indicadores financieros y han recurrido a prácticas poco éticas para publicar unos resultados que no eran un reflejo de la imagen fiel de la situación económica de dichas empresas. Así, en estos últimos meses se han publicado noticias relacionadas con empresas del MAB: Zinkia, Bodaclik, Suávitas, Negocio y Estilo de Vida, Gowex, Carbure,… que ponen en entredicho al propio MAB.

Esperemos que la polémica que ha envuelto al MAB estos últimos meses sirva de ejemplo a las que todavía cotizan para evitar entrar en este espiral de engaños que a veces nos permite la “contabilidad creativa” y aprovechen el acceso a la financiación para planificar una estrategia de crecimiento que las posicione a nivel internacional.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Read More →

¿Necesito formación?

LaSalle_Formación_MasterinProjectManagementUna vez completados los estudios universitarios o ya con algunos años de experiencia profesional, nos podemos plantear la posibilidad de realizar un Master que proporcione una formación adicional a los conocimientos y habilidades adquiridos hasta el momento. No es una decisión fácil, porque hay muchos factores en juego: la inversión, el tiempo disponible, la conciliación con el entorno familiar… por lo que es importante que entendamos las diferentes etapas de este proceso:

1. ¿Necesito formación? Es una pregunta que podría pasar desapercibida, entre tantas otras que nos hacemos, sino fuera porque desvela un problema mucho más profundo: nos sentimos estancados, tenemos aspiraciones no colmadas, queremos que en nuestra vida pasen cosas diferentes… Reconocer la necesidad de formación constituye, ya de inicio, un gran acto de humildad. Y es también un primer síntoma de insatisfacción que, como ya sabemos, es uno de los motores que mueven el cambio.

2. ¿Dónde me formo? Se trata de adquirir un bagaje que permita afrontar nuevos retos y aprovechar nuevas oportunidades, que haya una metodología docente probada que se centre en las competencias y en el “saber hacer”, más que en los conocimientos. “Don’t give knowledge to people who need skills”. Pero también de formar parte de una comunidad de aprendizaje, creando una red de contactos y teniendo acceso a la información clave. En este sentido, no hay que poner límite a las expectativas.

3. ¿Formación específica  o transversal?  Queremos saber más de menos, saber más de lo que ya sabemos y convertirnos en especialistas de áreas muy concretas… o queremos tener una formación más transversal, saber un poco de todo, ser expertos en generalidades, que dijo alguien, esa posición que parece fácil pero que no lo es, porque en el fondo se trata de alcanzar… ¿la sabiduría? ¿ese sexto sentido que permite pasar de la perspectiva global al detalle en un clic? Es un dilema que sólo uno mismo puede resolver, pero desde fuera se puede contribuir a identificar y a entender aquellos factores que más influyen en la decisión, como:

  • Los propios intereses
  • Las oportunidades profesionales que se pueden presentar
  • Las tendencias del mercado
  • Lo que actualmente aporta valor a las empresas
  • Lo que se valora en una selección de personal

4. ¿Qué programa? Toda elección tiene un coste de oportunidad, por lo que es aconsejable realizar un análisis de los distintos escenarios antes de tomar la decisión final, otorgando a la intuición, como siempre, la ponderación que se considere oportuna. La evolución de la trayectoria personal y profesional de cada uno dirá si la elección fue la acertada.

Más allá del detalle de cada programa, del coste, del tiempo y del esfuerzo empleado, me gusta pensar que habrá un antes y un después. Que será un trayecto de crecimiento, donde lo importante no está en encontrar ese punto de apoyo que Arquímedes necesitaba para mover el mundo, sino en su búsqueda. Porque, ¿cómo explicar, sin que a uno le confundan con un vendedor de sueños, que la formación es una inversión en emociones?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Read More →